Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca


Los Vargheist son criaturas no-muertas aliadas de los Necroseñores Pudrealmas. Se trata de horrores deformes alados y de apariencia monstruosa.

Descripción[]

Son peligrosas criaturas con garras afiladas e hileras de colmillos como agujas que solo se preocupan por satisfaces su sed de sangre. Destripan todo a su paso sin piedad y su desesperación por beber sangre caliente es imparable. Tras terminar de consumir a un enemigo emprender el vuelo en busca de nuevas presas.

Hasta los propios Vampiros Pudrealmas los ven con desdén e incluso miedo tras saber que alguna vez fueron iguales a ellos. Sin embargo, la Dinastía Avengorii lo ve como parte de su naturaleza innata y la gran mayoría suele abrirse a su modo bestial como menra de vida o batalla.

Origen[]

Los Vargheist eran inicialmente Vampiros nobles Pudrealmas que fueron mutando y perdiendo su cordura ante la necesidad de desgarrar carne de los vivos. Son convertidos tras tener Hambre de Sangre por un tiempo prolongado. Si un vampiro sufre hambre por demasiado tiempo la bestia despertará convirtiendose en un Vargheist enloquecido.

Capacidades Bélicas[]

Son usados por los Necroseñores Pudrealmas como parte de sus filas y en la Dinastía Avengorii representan a la fuerza principal de sus huestes. La Legión de Sangre tambien posee un gran número de Vargheist

Variaciones[]

Miniaturas[]

Referencias[]

Los Vargheists son la oscuridad en el corazón de un vampiro Soulblight hecha manifiesta, la bestia interior que ha sido liberada para matar y saciar su sed con total abandono. Estas abominaciones aladas que recuerdan a grandes murciélagos empequeñecen a sus parientes mas civilizados, sus formas monstruosas compuestas por músculos lo bastante fuertes para partir un hombre en dos, y mandíbulas repletas de enormes colmillos amarillentos. Cuando huelen una presa, los Vargheists la perseguirán con obcecada ferocidad. Descienden en picado desde los cielos sobre sus aterrorizadas víctimas, cortando y desgarrando para después lamer la sangre de sus cuerpos destrozados.

Estas criaturas se generan cuando a un vampiro se le niega la sangre durante demasiado tiempo (muchas veces como una forma de tortura a manos de otros de su especie), y una vez se convierten no hay vuelta atrás. La inanición de sangre es un castigo común entre vampiros, muchos de los cuales encuentran la idea de perder la mente contra el monstruo completamente repugnante. No obstante, hay quienes consideran la transformación una forma de ascensión sagrada. Los Avengorii, una dinastía vampírica de las Dunas Sascathran en el Reino de las Bestias, honran a sus campeones con el mas'ranga, un ritual en el que un individuo es voluntariamente atado con fuertes cadenas y colgado cabeza abajo sobre un caldero de sangre hirviendo. Este tormento autoimpuesto provoca un frenesí en la bestia interior, acelerando el proceso de transformación. Solo cuando se completa la metamorfosis posee la fuerza necesaria para forzar sus grilletes y liberarse, cayendo al burbujeante líquido y saciando su sed con grandes tragos.

Fuentes[]

  • Battletome Legiones de Nagash
Advertisement