Sigmaroteca
Advertisement
Sigmaroteca

Varghulf Courtier.PNG

Los sirvientes favoritos del rey, los Varghulf Courtier tienen el mayor rango entre los mordants. Ellos son los miembros más confiables de la corte, y los mejores para liderar un ejército si el monarca está a otros menesteres. Incluso cuando vuela hacia la batalla junto a su soberano, el Varghulf actúa cómo un monstruoso líder, aullando para llamar a otros Flesh-eaters a la batalla. Por su gran liderazgo son las manos derechas de los abhorrant, cuando son más de un Varghulf se hacen llamar Marquis Gruelsop, nombre dado por el mísmísimo Rey Carrion.

Su posición se la han ganado por ser monstruos que se empapan en sangre de sus enemigos, furia que es solo superada por los Abhorrant Archiregentes y los Reyes Ghouls. Cuando está rodeado de enemigos el Varghulf entra en un frenesí aterrador, matando tan rápido que incluso cuesta seguir con la mirada sus movimientos. Los Varghulf poseen un hambre voraz, dejan un reguero de sangre en la batalla, desmiembran bestialmente a sus presas, miembros que se van apilando conforme avanza la batalla. Los Flesh-eaters más pequeños corren a su alrededor intentando seguir el ritmo de muerte del Varghulf y rapiñando las piezas que el Varghulf descarta. A medida que los Varghulfs consumen a sus presas, se revitalizan rápidamente, los músculos se reavivan y las heridas se cierran en momentos, y no solo se alimentan de carne. Con sus largas lenguas absorben las energías oscuras del aire, devorando los tentáculos que los abhorrant emiten al lanzar sus hechizos dementes. Esta impía energía revitaliza a esta bestia, otorgándole incluso más poder.

Advertisement